No hay comentarios

Hogares a prueba de mascotas

Los animales domésticos nunca dejarán de ser criaturas curiosas, y más cuando se trata de descubrir una nueva casa o apartamento en el que habitarán.

Existen muchas posibilidades de que nuestra mascota sea más curiosa de lo habitual y quiera explorar sin temor cada una de las habitaciones del nuevo hogar del que hará parte.

Para facilitar un poco el proceso de poner un nuevo hogar a prueba de mascotas, es importante empezar por determinar cuáles son las habitaciones que presentan los problemas más potenciales, como la cocina y los baños que sin duda deben estar en la parte superior de la lista; así mismo, se debe procurar mantener al animal doméstico fuera de las demás áreas que también representen algún peligro para ellos mientras se toman las medidas necesarias para disminuir dicho peligro potencial.

Y no sólo se trata de cuidar el mobiliario de las mascotas, o de disminuir los peligros presentes en el hogar, es necesario también prestar mucha atención en el almacenaje y mantener los suministros lejos de los animales domésticos curiosos y hambrientos. Para estos se debe mantener muy bien cerrados todos los cajones y gabinetes que representen un fácil acceso para esas mascotas que siempre están buscando algo fuera de lugar.

Es absolutamente obligatorio guardar la basura en un contenedor con tapa, puesto que las mascotas se dejan llevar por lo olores allí presentes. De manera que, es muy buena idea guardar el contenedor de basura dentro de un espacio cerrado, ya sea una cajón o una habitación al que no tengan accesos los animales de la casa.

Muchos animales domésticos adquieren la capacidad de abrir puertas y gabinetes, por lo tanto se deben instalar pestillos a prueba de niños para mantenerlos fuera de las áreas que representan un peligro para ellos. Estos mismos cierres a prueba de niños pueden ser de mucha utilidad en los baños de la casa, lugares en los que hay que prestar mucha atención debido a todos los artículos de limpieza y otros que allí se almacenan.

En consecuencia, guardemos muy bien todos los artículos de limpieza del baño, medicamentos, perfumes y otros artículos peligrosos. Igualmente se debe mantener la tapa del inodoro cerrada para que la mascota no pueda beber desde allí, pueden llegar a intoxicarse con los diferentes productos de limpieza que se usan para limpiar este especial de la casa.

Recordemos siempre que los cuartos de lavado no son espacios muy seguros para los animales domésticos. Si no puede cerrar completamente la habitación, usar estanterías o cajas para bloquear el acceso al espacio detrás de la lavadora y/o secadora, ya que esta zona representa un riesgo de electrocución. Además, todos los detergentes para la ropa, las sábanas de la secadora y otros suministros, así como cualquier otro producto de limpieza general debe estar muy bien guardados en un gabinete seguro y alto.

En las habitaciones del hogar es preciso asegurarse de que los cables y cualquier artículo pequeño esté bien almacenado donde las mascotas no lo puedan alcanzar. Sin embargo, hay algunos otros detalles que se deben tener en cuenta. En primer lugar, cerrar muy bien los armarios y cajones donde se almacena la ropa, muchos animales tienen tendencias destructivas y aquí pueden satisfacer sus más bajos instintos. Tampoco se deben dejar abiertas ventanas que las mascotas puedan alcanzar y que representen un riesgo de accidente para ellos.

En general, para tener un hogar a prueba de mascotas y con un bajo riesgo de accidentes para ellas simplemente se debe utilizar un poco de sentido común y analizar profundamente las necesidades de cuidado y de protección que el hogar y la mascota representan.

Comentarios (0)